Las cooperativas agrarias muestran su lado más solidario

Donan material médico y alimentos para ayudar a los más desfavorecidos por la COVID-19

Donación Ramos de flores de Alimer al Hospital Rafael Méndez

Donación Ramos de flores de Alimer al Hospital Rafael Méndez

Las cooperativas agrarias y ganaderas de la Región de Murcia, miembros de Fecoam, están trabajando de manera ininterrumpida desde que comenzó, el pasado mes de marzo, el Estado de Alarma a causa de la pandemia de COVID-19. Pero, además de mantener la producción para garantizar el abastecimiento de la población, las cooperativas murcianas han llevado a cabo acciones solidarias de apoyo a los municipios donde se ubican, así como donaciones y entregas de material sanitario y alimentos a organizaciones y colectivos desfavorecidos a causa de esta situación excepcional.

Como explican desde Fecoam, «las cooperativas son empresas que operan en el mercado como cualquier otra pero cuentan con un valor añadido de carácter social, un componente de compromiso con su entorno y con el desarrollo local, fomentando el empleo y la ayuda a la comunidad en caso de necesidad, como es el caso de esta crisis que estamos padeciendo».

Cooperativas de segundo grado como Sermuco, realizaron hace unos días un donativo de productos de primera necesidad a la Concejalía de Política Social del Ayuntamiento de Cieza. Desde la cooperativa informan de que se entregaron productos como papel higiénico, lejía, pañales y toallitas limpiadoras, desodorante, harina, sopa y atún.

Donación Material Sermuco

Donación Material Sermuco

Desde Unexport, los responsables de la cooperativa aseguran que «la situación en la que nos ha puesto a todos esta crisis ha hecho que nos hayamos tenido que enfrentar a muchos retos como empresa, tanto internamente como con nuestro entorno, lo que nos ha llevado a tomar medidas que garanticen la continuidad del servicio y la actividad  de la empresa, proporcionar todos los recursos para propiciar el teletrabajo y las medidas de limpieza e higiene extraordinarias para los turnos de trabajo presencial».

Corporativamente, el equipo de Unexport ha trabajado desde el comienzo de la crisis para «poner en valor nuestro sector primario y reivindicar su reconocimiento como imprescindible, especialmente en esta situación de crisis», con iniciativas individuales y conjuntas.

Asimismo, desde la empresa manifiestan su compromiso con la comunidad, iniciando acciones de colaboración con el Consistorio de Lorca, «a través del Ayuntamiento nos informaron de la creación de la zona de descanso para transportistas en el estadio Francisco Artés Carrasco, somos una zona productora y distribuidora de producto fresco hortofrutícola y nos pareció importante esta acción por lo que significa para el sector transporte, cómplice imprescindible para nuestra actividad, así que además de colaborar en la difusión de la noticia colaboramos económicamente en el mantenimiento de dicha zona de avituallamiento», explican.

«También contactamos con la concejala de ONG de nuestro ayuntamiento para saber cuáles eran las principales necesidades o problemáticas a las que estaban enfrentándose para saber cómo podíamos ayudarles, y nos informaron de la acuciante necesidad de abastecimiento del banco de alimentos por el incremento en la demanda de esta ayuda por parte de las familias lorquinas por el detrimento económico causa de esta crisis sanitaria, de manera que se ha hecho una donación económica para que los coordinadores lo destinen a los productos de mayor necesidad», añaden.

Por su parte, la firma Levante Sur, especializada en producción de hortalizas, ha realizado diferentes donaciones de producto fresco a las organizaciones Fundación Hospitalidad Santa Teresa de Cartagena, ONG Hogar El Buen Samaritano de Cartagena y La Fundación Jesús Abandonado de Murcia.

Además, han puesto en marcha la iniciativa Cajas Solidarias, «con esta acción mandamos una caja con productos frescos de manera gratuita a cualquier hogar con personas en riesgo o con problemas de movilidad», explican.

La cooperativa Camposeven, dedicada a la producción de cultivo ecológico y biodinámico, han donado a Cáritas y el Banco de Alimentos de la Región hortalizas para la elaboración de alimentación para personas en riesgo, al igual que la firma Gregal, ubicada en el corazón del Campo de Cartagena. Igualmente, desde Soltir y SAT San Cayetano, han hecho llegar a estas mismas hortalizas variadas como alcachofa, calabacín, brócoli y pimiento, una iniciativa a la que se suma Hortamira, con una entrega semanal de productos frescos al Banco de Alimentos.

Desde la cooperativa Agriexport han aportado batas sanitarias para el personal sanitario y la firma Cota 120 a través de Única Group, ha colaborado con cajas saludables, guantes, batas o mascarillas.

Por su parte, Cítricos del Sureste se han solidarizado con el Monasterio de Hoz de Cantabria, de la Orden de los Carmelitas Descalzos, a quienes han enviado productos cítricos.

Así, en lo que se refiere a aportación de producto, desde el comienzo de la crisis, Anecoop ha donado más de 13.000 kilos de fruta destinadas al hospital de campaña de IFEMA en Madrid, Cáritas, Casa Caridad y otras entidades de las provincias de Murcia, Almería, Castellón, Valencia y Alicante.

Las cooperativas socias de Anecoop en la Región de Murcia, miembros de Fecoam, también están colaborando mediante la aportación de producto y alimentos para que nada falte en los hogares.

Así, la lorquina Alimer ha donado recientemente a Cáritas dos palets de comida para el reparto de alimentos. Por su parte, Frutas y Cítricos de Mula (Frucimu), ha contribuido donando bolsas de naranjas para los servicios sociales de la localidad y está ultimando los detalles tanto con los citados servicios como con Cruz Roja para encargarse de la dotación de productos de alimentación en los próximos meses y atender a las familias del municipio que lo necesitan.

El material sanitario es fundamental, y eso también lo saben Anecoop y sus socios. En este sentido, Anecoop ha donado 2.500 euros a la Asociación Valenciana de Empresarios para la compra conjunta de 600.000 mascarillas para el personal de hospitales y centros de salud y 1.000 euros a una iniciativa promovida por uno de sus socios, la Cooperativa Santiago Apóstol de Tomelloso, una de las localidades más castigadas por la pandemia, para la adquisición de material sanitario y test para los hospitales y centros de atención sanitaria de su zona. Por su parte, la filial francesa especializada en producto ecológico, Solagora SAS, ha dotado con 1.000 mascarillas al personal sanitario del hospital local.

 

4_Donación de Papayas a la ONG Cáritas

Alimer también ha donado desde el comienzo de la crisis material EPI al hospital Rafael Méndez de Lorca, así como 1.400 litros de productos desinfectantes para esterilizar las vías públicas de Cieza y Puerto Lumbreras, además del producto aportado para la fumigación de su ciudad, en cuyas tareas de desinfección también está cooperando con su maquinaria y mano de obra.

 

5_Donación de la cooperativa Alimer de productos de desinfección para limpieza de vías públicas

También en Cieza, la cooperativa Alimer ha puesto a disposición del Banco de Alimentos de la Región, sus cámaras frigoríficas para la conservación de los productos de alimentación para el reparto entre las familias vulnerables, entre otras iniciativas.

Además, la cooperativa lorquina ha entregado ramos de flores al hospital Rafael Méndez de Lorca, “para agradecer a sus sanitarios el trabajo que están realizando y poner un poco de alegría en medio del desconcierto”, remarcan.

3_Donación Ramos de flores de Alimer al Hospital Rafael Méndez

Como explican desde Anecoop, “FESA UK, filial de Anecoop en Reino Unido, ha canalizado su colaboración a través de la organización FareShare, que hace llegar productos primarios a distintas asociaciones benéficas y comunidades de apoyo que proveen de comida a los más vulnerables. Esta colaboración asciende hasta la fecha a cerca de 6.000 kilos de frutas y verduras, y seguirá aumentando en próximas semanas. Además, ha organizado la preparación de cajas de fruta y verdura que se han distribuido en bancos de alimentos de su localidad”.

A través del sindicato de importadores, Anecoop France, con sede en Perpignan, dona cada semana frutas y verduras para confeccionar cajas saludables destinadas al personal sanitario.

 

También te gustaría conocer a ...