Comienzan los ensayos en frutales de hueso de productos y sistemas para combatir los efectos del cambio climático

Fecoam_GO Cambio Climático

Fecoam_GO Cambio Climático

 

 

Viernes, 15 de febrero.- La Federación de Cooperativas Agrarias murcianas (Fecoam), colabora en un grupo de investigación denominado ‘Adaptación de los frutales de hueso al cambio climático’, cuyo objetivo es desarrollar soluciones que disminuyan o prevengan los efectos del aumento general de las temperaturas medias.

Hace unos días, comenzaron las visitas técnicas a las parcelas con ensayos de tratamientos de invierno en frutales de hueso en las zonas de Campotéjar y Ulea.

Durante la jornada pudieron comprobarse in situ el estado de dos de los sistemas testados; por un lado los ensayos con tratamientos novedosos que permiten a los árboles conseguir más horas de frío y, con ello salir del letargo invernal consiguiendo una correcta floración.

«Hemos tenido que buscar este tipo de soluciones porque, con el cambio climático, las temperaturas se han incrementado y hay problemas para conseguir esas horas de frío», explica uno de los técnicos de Fecoam.

En segundo lugar, las empresas involucradas en el proyecto han comenzado a probar también otros sistemas como la colocación de mallas de sombreo durante el invierno que impiden que el sol alcance de forma directa los árboles, concentrando el frío.

Aunque el grupo operativo aún no cuenta con ayudas, los agricultores han comenzado de este modo a facilitar la adaptación del sector frutícola a las nuevas condiciones ambientales.

Con el grupo operativo se pretende además el desarrollo de una estrategia integral en dimensiones como la identificación y caracterización de áreas geográficas, variedades y sistemas y métodos de cultivo idóneos y eficientes, implementados mediante un sistema integrado de información y apoyo a la decisión.

Como explican los responsables del proyecto, “los múltiples efectos del cambio climático están afectando drásticamente al sistema agrario mediterráneo y, especialmente, a los cultivos permanentes como los frutales de hueso, poniendo en peligro su viabilidad”.

Así, el grupo operativo analizará todos los elementos de la cadena agroalimentaria, tales como la producción y variedades de albaricoquero, cerezo, ciruelo, melocotonero, nectarino y paraguayo, así como el área donde se encuentran, los ciclos de floración y los efectos de la escasez de recursos hídricos.

Posteriormente, desarrollan métodos y herramientas para que empresas y productores del sector hortofrutícola puedan adecuarse a esta situación, disponiendo además de una plataforma electrónica de ayuda sencilla y gratuita. Asimismo, el proyecto pretende diseñar sistemas y prácticas de cultivo eficientes y sostenibles

También te gustaría conocer a ...